martes, 16 de abril de 2019

EL BRILLO DEL SOL ETERNO

Eterno padre del pueblo

En abril de cada año el pueblo coreano celebra como máxima fiesta nacional el Día del Sol, natalicio del Presidente Kim Il Sung.
Con infinita añoranza, le rinde sublime homenaje en el Palacio del Sol Kumsusan donde yace él con imagen de eternidad y ante sus estatuas de bronce erigidas en todos los rincones del país. Además realiza diversos actos políticos y culturales tales como el mitin conmemorativo y la función artística en la capital y las localidades, en que elogian sus hazañas y juran hacer realidad su anhelo.
Nacido en Mangyongdae de Pyongyang el 15 de abril de 1912, el Presidente liberó el país privado por el imperialismo japonés tras librar la ardua Lucha Revolucionaria Antijaponesa de 20 años y después de la liberación (en agosto de 1945), cumplió las tareas históricas de fundar el Partido, el Estado y el Ejército, convirtió a Corea en una potencia socialista independiente, autosostenida y autodefensiva y aseguró al pueblo coreano una vida digna y dichosa.
De veras él vivió una vida llena de gran amor y abnegación amando infinitamente al pueblo y dedicando todo lo suyo en aras de él.
Hasta hoy se transmiten innumerables anécdotas emocionantes nacidas durante sus incesantes direcciones sobre el terreno que realizó desde Onsong, del extremo norte de la patria, hasta una aldea campesina aledaña a la demarcación militar, desde un pólder en construcción del Mar Oeste hasta una pequeña empresa pesquera del Mar Este.
Fue cuando el Presidente estaba de visita a una localidad.
Al ver que él trabajaba enérgicamente sin descansar ni un momento, un funcionario le rogó con vehemencia que descansara por lo menos un día. Pero el Presidente no pudo conseguir el tiempo para ello.
Entonces, como para consolar al acompañante desolado, el Presidente le dijo: Hay una frase que dice: “Sinrogun-il”. Significa que si los súbditos trabajan mucho, el rey se queda acomodado. Yo soy súbdito del pueblo y éste es nuestro rey. Solo cuando trabajemos mucho, el pueblo puede vivir cómodamente. Trabajar mucho es para mí el descanso. ¿Dónde habrá el descanso más placentero que esto?
Su concepción de la felicidad era singular: No puede haber el cansancio en los quehaceres para el pueblo, y la alegría que encuentra en su felicidad puede sustituir todo descanso posible.
Sus constantes abnegaciones y esfuerzos dedicados para asegurar una vida dichosa al pueblo no cesaron aun en domingos y días festivos.
La cifra de tales días dedicados para el pueblo desde la liberación del país hasta el último período de su vida (1994) llega a más de 2 530, equivalente a nada menos que siete años.
De ahí que el pueblo coreano expresa con añoranza y fidelidad infinitas que el Presidente Kim Il Sung es su padre eterno.
La felicidad del pueblo fue el ideal de toda la vida de los grandes Líderes y supremo anhelo del Máximo Dirigente Kim Jong Un.
A dondequiera que vaya, este rememora primero las reliquias históricas de la dirección de Líderes antecedentes y se aplica para realizar en máximo nivel sus propósitos de amar al pueblo. Gracias a su sabia dirección todas las actividades del pueblo coreano siempre se llevan a cabo según la idea y la voluntad de los grandes Líderes y florece cada día más la felicidad del pueblo como sus anhelos.

Kim Il Sung, ejemplo de internacionalista

El Presidente Kim Il Sung, poseedor de infinita generosidad y noble deber internacionalista, ayudó material y espiritualmente a pueblos de varios países en su lucha revolucionaria y construcción de nueva sociedad.
La Lucha Armada Antijaponesa del pueblo coreano por acabar con la ocupación militar de Corea (1905-1910) por el imperialismo japonés fue tan ardua que tenía que combatir contra un millón de efectivos militares de Japón por propia cuenta sin ayuda de un ejército regular ni la retaguardia estatal. A pesar de todo, el Presidente, diciendo que la revolución coreana, dada la condición de que se realiza como un eslabón de la lucha de liberación nacional de colonias, estaba estrechamente relacionada con la mundial, defendió con armas a la ex URSS, primer Estado socialista del orbe. Bajo su dirección, los combatientes del Ejército Popular Revolucionario de Corea, cada vez que se creaba la amenaza militar del imperialismo japonés contra el país soviético tales como los incidentes de Jasan y Jaljingol, golpearon incesantemente los importantes puntos militares y la retaguardia del imperialismo japonés para frustrar sus maquinaciones agresivas.
Desatada la guerra civil en China, envió a la región nordeste de este país asiático a los cuadros militares y políticos procedentes del Ejército Popular Revolucionario de Corea, pese a su compleja situación en que se encontraba por la edificación de una nueva patria, hizo que las unidades de coreanos combatieran junto al pueblo chino para la liberación del Noreste de China, y tomó medidas de enviar gran cantidad de armas, municiones y medicamentos a las Fuerzas Unidas Democráticas del Noreste dirigidas por el Partido Comunista de China. Además él mismo fue a Dandong de China donde instruyó a los cuadros principales chinos la vía para superar la situación crítica creada en esa región. Es por esta razón que Mao Tse-tung, Zhe Enlai y otros cuadros chinos dijeron que en su bandera roja de cinco estrellas está impresa también la sangre de los coreanos.
El Presidente ayudó a pueblos de varios países tales como Vietnam, Camboya y Laos en su lucha por la paz regional y el progreso social. Muy emocionado por su camaradería y deber revolucionario, el líder vietnamita Ho Chi Minh expresó que el Presidente Kim Il Sung es el salvador del destino y su hermano consanguíneo que les ayuda desinteresadamente.
A mediados de la década de 1950 apoyó activamente la línea de la lucha armada del Frente de la Liberación Nacional de Argelia y, definiendo el día y la semana para ese país africano, envió una fuerte solidaridad y desinteresada ayuda al pueblo argelino. Entre fines de la década de 1960 y principios de la década siguiente ofreció gran ayuda a la lucha de la liberación nacional del pueblo angoleño por liberarse de la dominación colonial.
También dio audiencias a los líderes de Mozambique, Zimbabwe, Namibia, Uganda y otros países a quienes dio preciosas instrucciones dignas de servir de guía en su lucha por la libertad política y la prosperidad nacional y les brindó una ayuda material y espiritual. De ahí que en África de entonces estaba en boga la frase que dice: “Para hacer la revolución es necesario encontrarse sin falta con el Presidente Kim Il Sung”.
Gracias a él, quien instruyó y orientó a llevar a cabo la cooperación Sur-Sur basada en el apoyo colectivo en las propias fuerzas, se fundaron las plantas de ensayo de ciencias agrícolas y granjas ejemplares en varios países africanos, y a mediados de la década de 1980 se construyeron más de 30 fábricas e instalaciones de riego en más de 20 países lo cual impulsó dinámicamente el desarrollo socio-económico de dicho continente.
Fidel Castro Ruz, dirigente de la Revolución Cubana, expresó: Cuando nuestro país se hallaba en una situación muy crítica, el Presidente Kim Il Sung fue el primero en darnos una desinteresada ayuda política y material. De veras él es nuestro más íntimo hermano y amigo, ejemplo de genuino internacionalista.

miércoles, 13 de marzo de 2019

el derecho de las mujeres

Garantiza el derecho de las mujeres
“… Yo también quisiera ser coreana si pudiera nacer de nuevo. A decir verdad, Corea es un paraíso de las mujeres, un país ideal de las madres, pues les garantiza genuinos derechos y les asegura la dignidad como tales en toda su magnitud.”
Dijo así la presidenta de la Asociación Irlandesa de Amistad con Corea cuando permanecía en este país años atrás.
En la RPD de Corea todas las mujeres gozan totalmente de todos los derechos como ente social, entre otros la libertad política, el derecho al trabajo y el descanso y el acceso a la enseñanza y la asistencia médica gratuitas.
En su condición de dueñas del país, participan libremente en las actividades estatales socio-políticas y tienen el derecho a elegir y ser elegidas en las elecciones de los diputados a la Asamblea Popular Suprema y demás órganos del Poder, independientemente de la profesión, el grado de conocimientos, etc.
Disfrutan del igual derecho al trabajo que los hombres e, incluso, el derecho a ascender en categoría social. Las mujeres de edad laboral pueden tener empleos estables según su deseo. El Estado reduce la jornada laboral de las trabajadoras con varios hijos y les concede mensualmente subsidios determinados. En caso del parto, además de las vacaciones regulares, les aseguran la licencia de maternidad, pagándoles el mismo salario que en el tiempo de trabajo.
La RPD de Corea tiene preparada una base legítima para elevar la posición y el papel de las mujeres y proteger sus derechos, tales como las leyes concernientes a la familia, la salud pública, el trabajo socialista y la crianza y educación de los niños, y promueve la labor para ejecutar estas disposiciones.
En todas parte del país, sean urbes y poblados rurales y pesqueros, están distribuidos densamente casas-cuna y jardines de la infancia, y hay los del mismo género con régimen semanal o de diez días, encargados de la crianza y educación de los hijos de las mujeres que se dedican a las actividades sociales. La crianza y la educación de los niños se realizan totalmente a expensas del Estado.
Las mujeres se benefician de los centros de servicios médicos construidos a lo largo y ancho del país, entre otros la Casa de Maternidad de Pyongyang y el instituto de tumor mamario adscrito a ésta, los cuales les ofrece gratis la asistencia en el parto y los medicamentos, y el servicio de los equipos médicos.
En Corea reina el ambiente social de apreciar y respetar a las mujeres.
Allí resuenan “Amen”, “Canción de la esposa” y otros cantos dedicados a las mujeres, y de estas surgen un apreciable número de altos cargos de órganos estatales y económicos, heroínas, innovadoras laborales, así como renombradas científicas, artistas y deportistas.
En virtud de esa política de la República, las mujeres coreanas crean y disfrutan todas de una vida feliz, sean trabajadoras, campesinas o intelectuales,.

Sociedad donde se asegura el derecho auténtico

Sociedad donde se asegura el derecho auténtico

En la sociedad socialista centrada en las masas populares el pueblo coreano vive ejerciendo realmente los derechos político, social, económico y cultural.

En la RPDC los derechos humanos de cada persona inclusive los derechos al trabajo y descanso, la educación y asistencia médica, para no hablar del derecho político, están garantizados cabalmente merced a las leyes y medidas políticas del Estado.

Todos los ciudadanos mayores de 17 años de edad participan en las elecciones con el derecho a elegir y ser elegido, sin distinción del sexo, nacionalidad, propiedad, instrucción y creencia religiosa, y los elegidos como diputado del órgano del poder de distintos niveles incluyendo la Asamblea Popular Suprema, donde deliberan los asuntos del Estado, representan a los intereses del pueblo.

Al aplicarse invariablemente las medidas populares como la asistencia médica, la enseñanza y distribución de viviendas gratuitas, los profesores, investigadores y demás trabajadores ordinarios reciben gratuitamente excelentes viviendas y todos, sin saber de gastos para estudios, estudian a sus anchas gracias a la enseñanza general obligatoria y gratuita de 12 años y el sistema de estudio compaginado con el trabajo.

El Estado asegura a todas las personas el empleo estable y condiciones de trabajo, un tratamiento médico gratuito en los modernos hospitales y bases de servicios médicos como la Casa de Maternidad de Pyongyang, el Hospital Odontológico Ryugyong y el Hospital Oftalmológico Universal Ryugyong.

El año pasado en el encuentro con un periodista, Hwang Chang Bong, anciana de 103 años de edad del municipio Moranbong de la ciudad Pyongyang, expresó: “Aunque di a luz cinco hijos, todos crecieron y se instruyeron a expensas del Estado. Como si esto fuera poco, me remuneró el salario equivalente a 8 horas aunque trabajara 6 horas por ser madre de con mucha prole. Por eso me hice innovadora laboral y hoy tengo más de 50 descendientes.”

El Estado atiende a los niños huérfanos y viejos sin amparo en asilos, orfanatos, escuelas primaria y secundaria para huérfanos y asilos de ancianos acondicionados excelentemente por doquier del país y asegura con preferencia suficientes condiciones y ambiente de vida a los ex militares y trabajadores heridos.

Los discapacitados gozan de una vida laboral, cultural y estética, independiente y creadora, en los puestos de trabajo convenientes a sus aficiones y capacidades.

Existen las escuelas para sordomudos y ciegos, centro de convalecencia de niños discapacitados, escuelas de obreros calificados, fábricas, talleres de trabajo ligero, instituciones de servicios públicos, sanatorios, exclusivamente para ellos y en las bases para la vida cultural, inclusive el Palacio de Ciencias y Tecnología, están acondicionadas a aparte las instalaciones para los discapacitados.

También les da la oportunidad de participar activamente en las actividades deportivas y artísticas.

Los discapacitados de la RPDC realizaron exitosamente las funciones artísticas en varias ciudades de Reinos Unidos incluyendo Londres en mayo de 2017, y obtuvieron buenos resultados en varios eventos deportivos internacionales incluyendo los XIV Juegos Paralímpicos y la III Competencia Asiática de Jóvenes Discapacitados.

En realidad, el socialismo asegura a las personas genuinos derechos humanos desde el punto de vista institucional, legal y práctico.

Es por esta razón que un reportero extranjero que visitó a Corea, acentuó en su escrito que los éxitos logrados en la enseñanza gratuita, el hecho de que no hay hombres sin casa, el orgullo y la dignidad del pueblo honroso reflejan más vívidamente el aspecto de Corea, que la sociedad occidental carece, indudablemente, de la correcta comprensión sobre Corea, que realmente los que visitaron a este país asiático expresan su sorpresa por la completa diferencia entre sus conjeturas y lo experimentado en la RPDC.

XIV LEGISLATURA DE LA ASAMBLEA POPULAR SUPREMA

Cuadros del Partido y gobierno participan
en las elecciones de diputados
El día 10, Kim Yong Nam, Choe Ryong Hae, Pak Pong Ju y otros altos cargos del Partido y el gobierno acudieron a las respectivas circunscripciones para las elecciones de diputados a la XIV Legislatura de la Asamblea Popular Suprema.
Tras participar en los comicios, se reunieron cada uno con determinado candidato a diputado y electores, oportunidad en que alabaron su abnegación patriótica en aras de la prosperidad y el desarrollo del país y expresaron la fe de que, considerando como su entereza el espíritu de dar primacía a nuestro Estado, consolidarán monolíticamente el Poder popular y cumplirán con la misión de ciudadano de la República en la marcha general para abrir un nuevo camino de avance en la construcción socialista.

ELECCIONES DEL 10 DE MARZO

Participa en las elecciones de diputados de APS
Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea, participó en las elecciones el día 10 de marzo en la circunscripción electoral No. 40 del colegio No. 10 para las elecciones de diputados a la XIV Legislatura de la Asamblea Popular Suprema.
A las 11 de la mañana, el Máximo Dirigente del Partido, el Estado y el ejército de la RPDC llegó al lugar de votación en la Universidad Tecnológica Kim Chaek.
Kim Jong Un se reunió con Hong So Hon y Ri Song Uk, rector y presidente del Comité del Partido en el plantel docente, respectivamente.
Los profesores, empleados y estudiantes de la universidad dieron calurosa bienvenida al Máximo Dirigente rindiéndole la máxima gloria y el más cordial saludo.
Respondiendo con la mano alzada al saludo de los electores, el Máximo Dirigente fue al campo de sufragio donde recibió la cédula del presidente del comité de la circunscripción electoral y votó a favor de Hong So Hon, candidato de diputado a la APS.
Luego charló con el candidato.
En la ocasión, el Máximo Dirigente dijo que el plantel docente cumple un rol importante en los campos importantes de la construcción de la economía socialista y le estimuló expresando su esperanza de que la universidad cumpla satisfactoriamente su deber y el papel de hijo mayor en que el partido deposita la mayor confianza para abrir la brecha en las labores de ciencia y de educación, en la activación de la economía y en la mejora de vida del pueblo, y de locomotora que impulsa las ciencias y la educación y la construcción económica del país.
Al destacar reiteradamente la posición y la importancia de la universidad que juega en la edificación de la potencia socialista, indicó el rumbo a seguir por el plantel y dispensó grandes benevolencias para modernizar las labores docentes, las instalaciones científicas y la informática.

martes, 5 de marzo de 2019

LEVANTAMIENTO PATRIOTICO

Acto por el centenario del Levantamiento Popular del Primero de Marzo
Tuvo lugar el día primero en el Palacio Cultural del Pueblo el acto de la ciudad de Pyongyang por el centenario del Levantamiento Popular del Primero de Marzo.
Estuvieron allí presentes los altos cargos del Partido y el gobierno, Yang Hyong Sop, Ro Tu Chol y Choe Hwi; Ri Son Gwon, presidente del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria; Pak Myong Chol, miembro de la presidencia y jefe del secretariado del Comité Central del Frente Democrático para la Reunificación de la Patria; Cha Hui Rim, presidente del Comité Popular de la ciudad de Pyongyang; y funcionarios de las entidades sociales y trabajadores capitalinos.
El informe estuvo a cargo del vicepresidente del Presidium de la Asamblea Popular Suprema, Kim Yong Dae.
El orador recordó que la citada sublevación, que sacudió hace un siglo el territorio coreano, era una resistencia patriótica para rescatar la soberanía del país y la nación arrebatada por el imperialismo japonés.
Afirmó que la rebelión dio una seria lección de que para salir victoriosas en la lucha por la soberanía nacional y la independencia del país, las masas populares deben fortalecer sus propias fuerzas bajo la dirección de un destacado líder y un partido revolucionario, librar el combate organizado según la correcta estrategia y tácticas y hacer frente con armas a los agresores armados hasta los dientes.
Enfatizó que aun con el tiempo, todos los compatriotas coreanos jamás olvidarán los crímenes perpetrados por los japoneses contra ellos y les harán pagar cien veces por ello.